Cuidar las instituciones es fundamental...

En tiempos de crisis donde la atención de cada uno se posa primordialmente sobre los problemas propias, las que sufren más que nunca son las instituciones, que no logran captar demasiada gente que se comprometa para sumarse a trabajar, con lo cual el panorama de sociedades, clubes y otro tipo de entidades sin fines de lucro se torna complicado.

Por estos días, la cuestión más preocupante ocurre en el seno de la Asociación de Bochas, la cual atraviesa un estado de virtual acefalía tras la renuncia de quienes ocupaban los cargos principales. Se ha convocado a asamblea para tratar de lograr rearmar la estructura y así mantener en funcionamiento una institución que en Rojas lleva muchos años de existencia y que ha logrado sobrevivir mientras otras del mismo deporte han ido desapareciendo, al punto que en la provincia son ahora menos las asociaciones que las que existían hasta hace algunos años.

Las bochas y el fútbol son en nuestro medio de los pocos deportes aglutinados bajo una organización, al igual que el atletismo y el ciclismo, que también cuentan con comisiones, funcionando por momentos a toda máquina y en otras con menos fuerza, por lo que sería muy importante que la ABR encuentre el rumbo y consiga dar forma a una nueva conducción, para de esta forma continuar rigiendo los destinos de esta disciplina en forma independiente en el territorio rojense, sin tener que pasar los clubes afiliados de otra asociación vecina, lo cual significaría literalmente la desaparición de la Asociación local.

Porque si hablamos de tiempos difíciles, donde el tejido social no está cohesionado y la economía anda a los tumbos generando incertidumbre a cada momento, las instituciones representan más que nunca un lugar de contención para mucha gente. Las de ayuda social para paliar situaciones difíciles de gente a la que los ingresos no les alcanzan para satisfacer sus necesidades mínimas, las educativas para formar a nuestros niños y jóvenes y las deportivas para ofrecer a la comunidad, cualquier sea la edad, un ámbito de contención dentro de la prácticas de cualquier disciplina en forma organizada y bajo reglamentos que deben cumplirse, marcando un camino de vida, al igual que para ser buenos ciudadanos hay que hacer caso de las leyes.

Cuidar y fortalecer las instituciones siempre es muy importante, mucho más cuando desde otros lugares no se dan respuestas a tono al momento que se transcurre...

Gear SA

Clyfer