Un verano movido para los clubes...

Contrariamente a lo que sucedía hasta hace algunos años, los clubes que tienen al fútbol como actividad principal ya han comenzado hace rato a prepararse para lo que serán los certámenes oficiales de esta temporada.

No muy lejos en el tiempo, en la Liga recién se empezaba a hablar de lo que sería el campeonato de cada año recién a mediados de febrero, comienzos de marzo, con lo cual los planteles se desarmaban durante unos cuantos meses, para recomponerse cuando ya un par de mesas habían terminado en el nuevo año.

Ahora las cosas son muy diferentes y como nadie quiere dar ventajas ni perder el tren, muy temprano los dirigentes se mueven para diseñar y empezar a poner en marcha la maquinaria deportiva. Incluso antes que termine el año, las seis instituciones que juegan en divisiones superiores ya tenían sus cuerpos técnicos definidos e iniciaron los entrenamientos, algo impensando hace poco.

En todo esto tiene mucho que ver la participación en otro tipo de certámenes, ahora bajo la denominación de Seis Ligas y antes Cuatro Ligas y Siete Ligas, donde son muchos los clubes y varias las ciudades que intervienen, con lo cual sube el nivel de exigencia pero además mucho tiene que ver el hecho de que el certamen Oficial local empieza a lo sumo a comienzos de marzo y así hay que comenzar mucho antes que en otras épocas.

El fútbol sigue siendo, sin dudas, el deporte más popular en nuestros pagos y ganar el campeonato local es el gran objetivo del año, más allá de la alegría que puede significar ser campeón en la competencia regional. En este verano se agrega un nuevo objetivo para un club, Jorge Newbery, que intentará conseguir el ascenso al Argentino B, una meta que debería ser celebrada por todos, más allá de las rivalidades de siempre, porque será un paso hacia adelante para que los aficionados rojenses puedan observar un certamen de un nivel semi profesional.

Para ir preparándose, los clubes cuentan con el Nocturno, un certamen de poca relevancia por ser prácticamente de carácter amistoso pero que les sirve a los entrenadores para probar jugadores y esquemas, también algunos jugadores que podrían llegar como refuerzos pero que antes deben demostrarse sus aptitudes a los técnicos, que ahora cuentan con más tiempo para evaluar y decidir las incorporaciones y bajas en sus respectivos planteles.

De esta forma, cada uno dentro de sus posibilidades ya que algunos tienen más recursos para incorporar nombres destacados y otros apuestan a valores jóvenes y sin tantos pergaminos, todos pueden prepararse mejor y eso llevará seguramente a un torneo Oficial equilibrado y muy entretenido para los seguidores de cada elenco, como ha venido ocurriendo en estos últimos años, donde más allá del dominio de El Huracán a la hora de dar las vueltas olímpicas, siempre ha habido emociones y lucha hasta el último momento.

También el movimiento de jugadores se hace muy sostenido y ya son muchos los que han cambiado de camiseta, lo cual siempre es interesante ya que renueva esperanzas en cada club, de la mano de las nuevas caras que llegan a integrar sus respectivos equipos.

Así, a ritmo acelerado desde temprano y sin pausa, las instituciones se preparan para un nuevo año deportivo...

Gear SA

Clyfer