Divisiones juveniles para todos...

A horas de la llegada de Papá Noel, continúa jugándose el torneo de divisiones juveniles de la Liga de Fútbol de Rojas y los regalitos del árbol aún no están completos porque el torneo ha resultado muy largo y restan definirse tres categorías.

La única que se ha completado en la sub 13, donde Newbery se quedó con el título, que será el único de los rojinegros en esta temporada, donde ningún club podrá presumir de haber sido el gran dominador ya que el reparto parece, por el panorama planteado, que será entre varios.

En la sub 11 se jugó el primer duelo decisivo y fue empate entre Juventud y El Huracán, que volverán a enfrentarse y de registrarse otra paridad tendrán que ejecutar penales para definir al dueño de la vuelta olímpica.

En sub 15 el Deportivo Unión superó a Argentino y se metió en la definición con su clásico rival, Carabelas, en lo que será un atractivo y muy infrecuente final en estos años donde los azulgranas no participan en las categorías superiores, con los cuales los únicos “derbies” son los de los chicos.

En sub 17 El Huracán logró mejor diferencia de gol que Argentino (un triunfo para cada uno) y fue el mejor de esta segunda fase, con lo cual deberán volver a medirse porque los albicelestes ganaron la instancia clasificatoria y así establecer el mejor del 2013.

Resulta muy interesante volver a escuchar nombres de otros clubes peleando campeonatos y que no sean siempre los mismos los protagonistas de la pugna por los títulos. Habría que ir bastante atrás en los archivos para encontrar la última vez que Juventud, Carabelas o Unión disfrutaron del premio mayor en alguna categoría de juveniles pero en este año alguno de esos clubes cortará la hegemonía que habían establecido Argentino, Newbery y El Huracán.

Y la noticia resulta positiva porque habla de un mayor nivel de competencia local, algo muy interesante desde todo punto de vista porque ahora otros se prenden en la pelea y la pugna no está limitada a unos pocos clubes.

Ello significa además abrir las puertas para un futuror mejor en esos clubes, que ven surgir un mejor semillero del que se nutrirán los elencos de primera de años venideros, confirmando que gastar dinero en los pibes no es tirar la plata, sino, todo lo contrario, invertir a futuro. Para muestra un botón, dicen, y el mejor ejemplo es El Huracán, que con planteles formados en su grandísima mayoría por elementos genuinos se ha hecho dueño de la mayor parte de los títulos de primera división de 2007 a esta parte.

La cuestión seguirá pasando por ponerle muchas fichas a las categorías menores o traer muchos refuerzos, cuestión que cada comisión directiva deberá analizar y decidir, aunque mirando más allá del final de campeonato, indudablemente la mejor opción es la primera.

Papá Noel traerá regalos en esta Nochebuena pero un título no es producto de la casualidad ni de un golpe de suerte, es fruto de un proyecto, de los entrenamientos, de la responsabilidad, del esfuerzo de todo un año, de gente comprometida, en muchos casos sin percibir ningún rédito económico por su tarea, que piensa en darle oportunidades de desarrollo a los chicos en el deporte, la mejor opción a la hora de alejarlos de toda la porquería que les anda rondando...

Gear SA

Clyfer