Volver al futuro...

Por estos días donde impera el descanso tras una agotadora temporada, el mundo del fútbol doméstico tiene un par de temas en carpeta que comenzarán a plasmarse en poco tiempo.

Por un lado, el torneo nocturno que la Liga organizará por segundo año consecutivo y tras el éxito del verano pasado, cuando lo que para algunos parecía una aventura destinada al naufragio terminó siendo positivo porque se recaudó un buen dinero con el cual los clubes pagaron varios meses de afiliación y porque se le pudo dar actividad a muchos futbolistas que habitualmente no son tenidos muy en cuenta a la hora de las competencias oficiales. Eso será tema para más adelante, cuando se conozca el reglamento, los participantes y las características del certamen...

Por el otro, la participación de un club de nuestro medio en el Torneo del Interior del Consejo Federal, una instancia deportiva superior a la que afronta el fútbol rojense durante el año y con proyección hacia otros estratos que hoy pintan como lejanos pero que en realidad no est{an a tanta distancia.

Más de veinte años después de aquella gran campaña que lo llevó a las semifinales de la provincia, el club Jorge Newbery ha decidido postularse nuevamente y tendrá una plaza en este certamen, en el cual en otras épocas era más habitual la presencia de entidades rojenses pero que tiene pocos antecedentes en estos últimos años. Aquella experiencia con una selección y más recientemente la participación del mismo Newbery y Juventud son los últimos registros de equipos de Rojas en el Torneo del Interior.

Por estos días se conocerá el fixture de la primera etapa clasificatoria, donde los rivales serán de por acá, no más (serían dos clubes de Colón y uno de Lincoln), pero si el equipo gana y avanza, habrá que viajar más lejos, con mayores gastos, es cierto, pero con la expectativa de volver a poner a Rojas en un lugar destacado en el fútbol del interior bonaerense. Aquella gesta de la selección del ´68 sigue grabada en la retina de muchos, también la campaña del combinado que cayó ante el Roque Pérez del mundialista Villa y la comentada campaña de Newbery en aquel año, generaron una gran expectativa, verdaderas fiestas deportivas que todos los que amamos este deporte, jugadores, dirigentes, simpatizantes, periodistas, queremos revivir.

Además, el próximo TDI otorgará más de una veintena de plazas para el Argentino B, un paso factible para dar y donde ya incursionan muchos clubes de la zona como Sports y Defensores de Salto, Juventud de Pergamino y Newbery de Junín.

¿Por qué no pensar, entonces, que se puede dar otro salto de calidad?

Gear SA

Clyfer