Caminos rurales: abriendo el paraguas

¿Alguien recordará por qué la Secretaría Municipal de Obras y Servicios Viales Rurales del partido de Rojas se llama también "de Ordenamiento Hídrico"?

Esta secretaría, creada por ordenanza luego de un largo debate que incluyó al Departamento Ejecutivo Municipal, a los diferentes bloques políticos del Concejo Deliberante, a las entonces llamadas "comisiones viales", a numerosos productores agropecuarios, a las comunidades educativas de las escuelas rurales y, en síntesis, a vastos sectores de nuestra comunidad, vio la luz a principios de este siglo, cuando aún permanecían los efectos del último ciclo húmedo que, con frecuencia de entre diez y quince años, afecta a nuestra región.

Cuando se estudió cuál sería el presupuesto necesario para el funcionamiento del área, por supuesto que se tuvo en cuenta todo lo atinente al manejo de las aguas, y no sólo al mantenimiento de la superficie de los caminos.

Fue así como la Secretaría dispuso, con el contralor permanente del Consejo de Productores y la transparencia que le dio la publicación frecuente de sus estados contables, de un 75% de la recaudación de la tasa vial (luego llevada al 80%), lo cual le permitió no sólo ocuparse de la superficie de los caminos sino, además, realizar todas las obras vinculadas al manejo de aguas.

La Secretaría Vial mantuvo en buen estado los canales de desagüe; construyó nuevos; colocó cientos de tubos en las entradas de los campos para evitar que, en días de lluvia, el agua invadiera los caminos; realizó el mantenimiento de puentes, como el del Matadero, que estaba cerrado al tránsito, y hasta construyó alguno, como el que está sobre el Saladillo, utilizado para desviar el tránsito en momentos en que la Provincia construía el nuevo Hardoy.

Hoy, en pleno período seco, las obras hídricas están totalmente abandonadas, y eso indudablemente provocará problemas cuando las lluvias retornen, ya que la capacidad municipal de respuesta siempre será más lenta que el avance de las aguas.

CICLOS SECOS Y HUMEDOS

Las estadísticas indican que en nuestra región el clima no es siempre igual, ni su variación aleatoria, sino que existen ciclos secos y otros húmedos.

Registros iniciados en 1879, publicados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, indican que los años "pico" (con mayores lluvias) dentro de los períodos húmedos fueron 1885, 1900, 1914, 1933, 1946, 1963, 1978 y 1993 (estudio hasta el año 2000).

También se sabe (sobre todo la gente de campo lo sabe) que durante esos períodos húmedos la tierra ve reducida su capacidad de absorción, el nivel de las napas sube, y por ende, cualquier lluvia común genera problemas de inundación que no aparecerían en épocas secas.

PLANIFICACION Y ESTRATEGIAS

Está claro que si la administración municipal no fuera de la naturaleza que es (política) sino de la que debería ser (técnico-administrativa), existiría planificación, ejecución de obras y asignación de recursos en previsión de los problemas que, ya se sabe, llegarán más tarde o más temprano.

No es el caso. Los gobiernos municipales de Rojas, todos, suelen planificar a corto plazo para la semana que viene, y la estrategia a largo plazo llega, como mucho, hasta las próximas elecciones.

Es por eso que sería bueno prever. El Tribunal de Cuentas dictaminó positivamente sobre la atribución del Intendente para designar al Secretario Vial, pero nada podría decir sobre la potestad del Concejo Deliberante para decidir qué presupuesto debe otorgársele. La razón de ser de los cuerpos deliberativos municipales, podría decirse que la primigenia, es la de decidir en qué se gastan los recursos públicos. Y mientras el HCD decidió que el 80% de la recaudación de la tasa vial es para dicha Secretaría, el Ejecutivo resolvió no dárselo.

La Secretaría Vial hoy no recibe todos los recursos que debiera. El argumento: que los caminos están buenos. Es verdad, porque en época seca, con rellenar con tierra algunos lugares y pasar la motoniveladora, alcanza. Mientras, las obras hídricas se deterioran, y no se construyen nuevas. Los problemas que a partir de esto inevitablemente aparecerán en el próximo período húmedo no podrán ser atribuidos a "obras que no se hicieron durante los últimos treinta años", como suele escucharse: serán fruto de los recursos que no se afectaron y de las obras que no se hicieron... ahora.

Gear SA

Clyfer