Fue un fin de semana de autos y pelotas...

Como ocurre una vez al año, nuestra ciudad recibió este fin de semana una nueva edición del Rally de Rojas, tradicional competencia que se ha venido celebrando en forma casi ininterrumpida desde hace muchos años, que fue parte de una propuesta deportiva que incluyó otra opción no menos interesante, al estar los clubes rojenses jugándose sus chances de entrar en las etapas decisivas del torneo 6 Ligas.

Hablando de darle a la pelota, el saldo hasta el momento es equilibrado porque a la tristeza de ver eliminados a Juventud y El Huracán, que merecieron mejor suerte antes sus rivales saltenses pero no lograron dar otro paso en el certamen, se contrapuso la alegría de Argentino y Newbery, que consiguieron avanzar a los cuartos de final sin pasar sobresaltos y ahora tendrán doble chance porque el reglamento prevé que si algún club no gana en esa ronda, irá a un repechaje. Mañana martes será el turno de Boca, que igualó sin goles en la ida con Defensores y deberá viajar a Salto para una revancha que pinta como muy complicada pero para la cual a los xeneizes les sobra garra y experiencia para intentar dar el gran golpe ante el “Loro”.

Dejando los “fields”, merece una consideración importante el rally, que pasó por Rojas con dos victorias de representantes locales, Juan Pablo Zarkovich y Luciano Fioravanti, muy buena cantidad de exponentes locales y un número total de participantes que fue decoroso pero estuvo lejos de las mejores épocas de esta especialidad. Los “tuercas” locales seguramente estuvieron de parabienes con la posibilidad de ver la carrera y en especial a sus representantes, disfrutando de dos hermosas jornadas, a pleno sol y con un clima ideal para compartir un asado y el mate mientras pasaban los “bólidos” por los caminos de las zonas de Roberto Cano y Guido Spano.

El gran tema del rally pasa por otro lado, no precisamente por lo deportivo, que siempre resulta interesante para los que gustan de este deporte, ni tampoco por lo organizativo, aspecto en el cual el Club Argentino ha dado sobradas muestras de capacidad para hacer las cosas muy bien. Por algo Rojas siempre es elegido para recibir a la categoría...

El punto más álgido de la cuestión es lo económico. Traer un rally no es precisamente barato y si no existieron unos cuantos auspicios de empresas y del gobierno local, resultaría imposible porque los responsables de la categoría exigen un “cachet” elevado para la fiscalización de la prueba. Y no estamos hablando de que el rally no debe hacerse ni nada de eso, sino de programar con tiempo y empezar a trabajar desde ahora para el año que viene.

En Rojas son muchos los que gustan del rally y bien podría hacerse una rifa, alguna cena o lo que se considere viable para que el club vaya reuniendo los recursos con tiempo y no como viene sucediendo últimamente, donde se decide hacer la competencia con poco tiempo por delante para armar cada uno de los aspectos que incluye concretarla...

Gear SA

Clyfer