Mientras pasan los trenes, seguimos pintando el andén

Hace un par de semanas se ocupaba esta columna de la necesidad de una mínima "sintonía" entre los gobiernos municipales, los provinciales y el nacional, como forma de garantizar la realización de obras de importancia en los distritos. Siempre en el marco de la diversidad ideológica que indudablemente existe, es posible la existencia de acuerdos razonables que permitan el progreso.

El tema de hoy es otro, pero está íntimamente vinculado: se refiere a la necesidad de gestionar, para que aún siendo mínima la "sintonía", llegue a dar sus frutos.

Y esto viene a cuento de que hoy jueves 26 de septiembre se produjo la firma de los esperados convenios entre la presidencia del Senado Provincial (cargo que ocupa Gabriel Mariotto), el Ministerio de Educación de la Nación (a cuyo frente está Alberto Sileoni) y una veintena de intendentes bonaerenses para el establecimiento de Centros Universitarios Regionales.

El de Rojas no estuvo en esa "veintena de intendentes" que firmaron los convenios, y es una lástima porque la gestión, en este caso, no se trataba de ir a pedir nada, sino a continuar un trámite ya iniciado y muy avanzado.

El hecho de que Rojas cuente con un centro universitario con nueve años de experiencia, que puede exhibir vinculación con la gran mayoría, si no todas las empresas grandes del medio, lo pone en una situación en que muy pocos distritos bonaerenses están, en relación con la posibilidad de integrarse al programa de Mariotto y Sileoni.

Y el trámite ya estaba iniciado: hace varios meses que personas de Rojas, algunas integrantes de la Asociación para el Desarrollo Universitario, y otras no, decidieron perder un día de trabajo, costearse un viaje a La Plata, e iniciar las gestiones para sumar a Rojas al proyecto de los Centros Universitarios Regionales. Para ello fue menester llevar documentación informativa sobre lo que se viene haciendo, estudios de factibilidad, estadísticas, datos que otras personas ya se habían ocupado de recabar, trabajando también ad honórem y dedicando buena parte de su tiempo.

No hace falta una mente brillante para advertir que para el proyecto de Mariotto-Sileoni, que consiste en generar centros universitarios de la nada, el de Rojas significaba una oportunidad inmejorable para aprovechar experiencia. Así fue como el trámite tuvo una acogida excelente, y avanzó todo lo que pudo.

El obstáculo apareció cuando la Municipalidad debió participar. Cabe destacar que alrededor de diez universidades nacionales son parte de este programa, por lo que la cuestión académica no suponía problema alguno. Los recursos están previstos en el marco del acuerdo entre el Senado y el Ministerio de Educación; la Municipalidad únicamente debía aportar una sede para el desarrollo de las actividades, y una mínima cantidad de infraestructura. Posiblemente también algunas horas de trabajo. Es decir... nada que no esté a su alcance, y sumamente fácil de conseguir.

Pero como consignaba la nota anterior sobre "sintonía", es posible que tenga connotaciones políticas el desinterés del gobierno municipal por ir a darle la última puntada a un acuerdo que estaba prácticamente cerrado, y que hubiera significado para Rojas un crecimiento importantísimo de su centro universitario, concentrando inclusive a estudiantes de otras ciudades de la región, tal como hace la UNNOBA en Junín y Pergamino.

Y es verdaderamente una lástima. Puede darse que dentro de dos años nuestro actual intendente llegue a ser legislador, o por lo menos a integrar alguna lista, fruto de la aventura política que inició aislándose de la Provincia y la Nación. También es posible que, aún habiendo perdido años, Rojas logre entonces subirse a otros trenes parecidos a los que está dejando pasar ahora. Pero hay que tener muy claras dos cosas: Una, que con anuncios, expresiones de deseos, pintura y jingles emitidos desde una camioneta a lo mejor se ganan elecciones, pero no se progresa; y la otra, que algunos de esos trenes pasan una sola vez. El de los centros universitarios regionales parece ser uno de ellos.

Gear SA

Clyfer