Obras públicas: Reivindicación de "Chano" y de su slogan "Mejor que decir es hacer"

Cualquier vecino de Rojas puede simpatizar o no con determinado partido político; puede votarlo o no en las elecciones; puede alabar o criticar a sus dirigentes cuando se le antoje; pero hay algo que, si es honesto, no puede hacer, y es negar los hechos concretos y palpables que están a la vista de todos.

El peronismo, uno de los sectores políticos importantes de nuestra ciudad, tiene un dirigente que se destacó sustancialmente en las últimas décadas, aunque luego debió retirarse de la actividad política por un problema de salud que todos conocemos. Se trata de Norberto "Chano" Aloé.

"Chano" ganó una banca de concejal en 2001, y desde allí realizó su campaña que lo llevaría, dos años más tarde, a convertirse en el Intendente Municipal del partido de Rojas.

Transcurrió su primer mandato hasta 2007, y ese mismo año resultó reelecto. En las siguientes elecciones de medio término, en 2009, "Chano" fue elegido diputado provincial y renunció a su cargo en el gobierno local, a seis años exactos de haber asumido.

Era habitual, por esos días, escuchar en los pasillos municipales y en las oficinas de los funcionarios frases tales como "este gobierno hace mucho pero no lo comunica, y entonces no se entera nadie". Probablemente haya sido uno de los déficits de aquel gobierno encabezado por Aloé, este de la comunicación. Pero hubo una gran diferencia, indudablemente, en cuanto a realizaciones, que fueron significativamente superiores a las de los gobiernos anteriores y también a las de quienes lo sucedieron, incluidos los dos últimos años de su propio mandato (intendencias de Eduardo Quiri y, en el último y brevísimo tramo, de Miguel Cobo).

"Mejor que decir es hacer", rezaba el slogan que había llevado a "Chano" Aloé a la Intendencia Municipal, y que el dirigente respetaba aún a riesgo de que muchas de las obras ejecutadas durante su mandato pasaran desapercibidas, excepto para los beneficiarios directos.

Y no fueron pocas. Entre las obras nuevas construidas durante su mandato pueden citarse las 159 viviendas en los barrios Almirante Brown y Ramos, y una decena más en las localidades; un nuevo puente para reemplazar el Hardoy, que estaba a punto de derrumbarse; entubamiento de los canales situados a la vera de calle Dardo Rocha, en barrio Brown, y Constitución, en barrio Ramos; pavimentación de más de 100 cuadras en los barrios y las localidades (un total de más de 54.000 metros cuadrados); un edificio totalmente nuevo para el Jardín de Infantes N° 905 de barrio Belgrano, y ampliaciones importantes en los de las escuelas Primaria N° 15, Secundaria N° 3 y Secundaria N° 6, además de varios establecimientos de la zona rural; el Centro Integrador Comunitario de barrio Progreso; reforma integral de la Pista de la Salud y la plaza San Martín; y recambio de luminarias en barrio Centro e iluminación integral de calles en barrios y localidades.

También se concretó la obra de gas natural en Carabelas y se inició la de Rafael Obligado (hoy paralizada pese a que los materiales están acopiados en la localidad); fueron ampliadas las redes de cloacas y agua potable; fue reequipado el hospital Unzué y construida la primera etapa de la nueva guardia; y se lograron muchas otras concreciones, que por entonces parecían menores pero hoy sin dudas serían merecedoras de grandes aplausos, tales como la construcción de alcantarillas y canales aliviadores en la zona rural, la reparación de puentes, la compra de equipos para la Secretaría Vial por un monto de casi 2.000.000 de pesos, y el bacheo de calles en la ciudad cabecera y las localidades.

Este listado, sin dudas incompleto, incluyó también la construcción de tres nuevos pozos de extracción de agua en la ciudad cabecera, uno en Rafael Obligado y otro en Carabelas; la adquisición de terrenos para continuar construyendo viviendas y, en relación con las rutas que atraviesan el distrito, fue totalmente repavimentada la 188, licitada la reconstrucción de la 31 (a punto de terminarse hoy, más de cuatro años después del acto licitatorio), e inciada la pavimentación de los 16 kilómetros de la 45 que aún son de tierra (obra hoy paralizada).

"Las obras son lo que perdura", solía decir "Chano". Y en efecto, la gran mayoría de las que se construyeron en aquel tiempo son las que le permitieron a Rojas vivir su momento de mayor crecimiento de las últimas décadas.

Cuando por aquellos días se escuchaba desde las bancas opositoras del Concejo Deliberante decir que únicamente se hacían obras solventadas con recursos nacionales o provinciales, muchos se preguntaban qué pasaba con el presupuesto municipal. Quizás tenían razón en preguntárselo; aunque sería interesante saber qué se preguntarán hoy, en momentos en que ni siquiera con recursos nacionales o provinciales...

Gear SA

Clyfer