Empezó el 6 Ligas... y ya dejó algunas perlitas...

En la tarde de ayer dio comienzo el torneo 6 Ligas, o para ser más exactos, la etapa integrada, porque a las competencias locales se las considera la primera fase del campeonato regional, por estar incluidas en el reglamento ya que, como se sabe, ninguna liga puede tener torneo oficial con menos de diez clubes participantes, situación que, salvo Junín, atraviesan las demás integrantes de esta alianza deportiva.

El certamen atraviesa un nuevo año pero a cada momento hay temas para el comentario, de los que tienen que ver con cuestiones de fondo y otros que no pasan del rango de apostillas curiosas y hasta simpáticas en algunos casos.

Uno de los puntos que se han planteado es la duración del torneo, que el año pasado terminó en la época donde de Papá Noel y que, como pinta, parece que en esta tenmporada va a andar por ahí en esta ocasión porque se le ha agregado un repechaje en las rondas de play off, con lo cual para los que lleguen a las instancias finales habrá que jugar a algo como así una doble eliminación.

Otra cosa que no parece muy lógica es que cuando transcurran los primeros días de agosto ya habrá clubes eliminados, con lo cual en la mejor época del año, el calorcito y el sol primaveral podrá ser aprovechado por los simpatizantes de esas entidades para ir a pescar, a tomar mate a algún parque público, a la plaza, pero no para ir a ver un partido de su escuadra con temperatura y días agradables.

La parte económica pareciera algo que no reviste importancia, como si fueran épocas de abundancia de recursos. Las tribunas visitantes lucían ayer como cualquier día, con muy pocos visitantes, lo cual deja en claro la poca trascendencia que los aficionados de otros lugares le dan a este torneo. Los tesoreros seguramente deben hacer malabares para poder pagar árbitros, seguridad y otros gastos que en el torneo local – en el de Rojas seguro es así – se cubren en buena parte con el aporte de los hinchas visitantes.

La designación de árbitros también sigue adoleciendo de falencias que saltan a la vista. A Barrio Progreso llegó ayer la misma terna que había dirigido la segunda final del campeonato local, algo que no debería suceder ya que repetir no es siempre lo más recomendable. Por suerte a Newbery le tocó dos veces seguida Pedro Pellegrino, el mejor árbitro del 6 Ligas, que no tuvo problemas e incluso recibió cuando se retiraba una inusual frase de parte de los hinchas locales: “un aplauso para el árbitro”, dijo alguien, y unos cuantos aplaudieron al colegiado. Claro que si se hubiera tratado de un juez de otra categoría, tal vez no hubieran pedido un aplauso...

Otro episodio que dejó el primer domingo de los cruces interligas fue la demora en el comienzo del partido entre Argentino y Belgrano, que largó alrededor de media hora después porque la terna viajó con rumbo a Arenales, cuando el partido se jugaba en Rojas...

A nivel dirigencial no se debe dejar de pasar alto un hecho lamentable que ocurrió en Chacabuco, donde un dirigente – de mucho peso en la organización del 6 Ligas - fue suspendido por el término de dos años por agredir al vicepresidente de la liga chacabuquense. Si bien la sanción fue aplicada por el Tribunal de Disciplina de la vecina ciudad, el de la URD debería hacerse eco del hecho y ampliarlo a todo el ámbito de la competencia regional ya que lo ocurrido no es precisamente un ejemplo.

Para una próxima editorial dejaremos el proyecto de Federación Norte de hacer un gran certamen que abarque toda su área de influencia, intención que ha empezado a analizarse en las reuniones de esa entidad y merecerá, cuando se conozcan más detalles, una opinión más profunda de nuestra parte.

Gear SA

Clyfer