Domingo sin fútbol y con mucha incertidumbre

Ayer no llovió ni se produjo ningún fenómeno meteorólogico extremo, no hubo elecciones, no fue el Día del Arbitro ni un feriado de esos donde no se programa nada, pero no hubo fútbol local, tras decidir la Liga de Fútbol la suspensión del comienzo de las semifinales del campeonato superior...

Y si bien hubo que reunirse más de una vez para tomar la decisión que era inevitable (el encuentro habitual de los lunes tuvo cuarto intermedio hasta el miércoles, donde se decidió), finalmente primó la lógica y se dispuso esperar las resoluciones del Tribunal de Disciplina del Consejo Federal de la AFA, que deberá expedirse ante las dos apelaciones presentadas por el Club Juventud.

Los albirrojos elevaron su reclamo su disconformidad ante dos resoluciones del Tribunal del 6 Ligas, que le quitó los puntos de sus partidos ante Argentino y Boca Juniors, ambos de la primera rueda. Contra los albicelestes el elenco de Barrio Nehuenche había ganado y el choque ante los xeneizes directamente no se jugó por falta de custodia policial. Con sus argumentos, la directiva de Juventud entendió que el tema merituaba continuar en otra instancia y así lo hizo, decidiendo apelar ambas determinaciones.

Lo concreto es que no se puede seguir con el torneo hasta que el panorama no sea totalmente claro. Y habrá que esperar las dos respuestas del órgano afista para volver a darle luz verde al campeonato porque aún cuando el Consejo decida desestimar la primera protesta (la del partido con Argentino), si da lugar a la segunda y ordena jugar el partido entre Juventud y Boca, en ese caso los albirrojos tendrían chance de meterse en las semifinales. Las alternativas que pueden producirse son muchas (hasta que Argentino, hoy segundo, quede eliminado) pero sería analizar muchas hipótesis sin nada concreto en la mano.

La realidad indica que por ahora el tema está en manos del Consejo Federal pero según lo que dictamine, podría producirse una nueva situación, que sería alguna eventual apelación de Argentino o Boca si se da marcha atrás con lo decidido por el tribunal juninense, con lo cual tampoco se podría seguir con el certamen mayor ya que para hacerlo hay que tener seguridad sobre las posiciones, que determinan los cruces de semifinales. Con los puntos como están, Newbery se mediría con El Huracán y Argentino frente a Boca Juniors, pero en los escritorios eso puede cambiar y hasta que no se resuelva, no habrá actividad ya que sería ilógico decidir hacerlo y que luego haya alguna variante en la ubicación de los equipos.

Otra cuestión importante son los tiempos. Con la suspensión de la víspera y alguna otra que pudiera ocurrir, no alcanzarían los domingos para finalizar el campeonato, para lo cual serán necesarias como mínimo cuatro fechas, aunque hay que tener en cuenta la posibilidad de que sea necesaria una finalísima, lo cual complicaría la programación, excepto que se juegue entre semana, como sucedió en 2010 cuando Newbery y Argentino jugaron las finales con temperaturas del Polo Sur.

Un tema que debería tenerse en cuenta y plantear ante la organización del 6 Ligas ya que sería mucho más lindo dejar las finales para cuando termine la instancia integrada (o cuando queden eliminados los protagonistas de la definición del torneo local) que tener que hacer las finales en días laborables y en una época inapropiada para jugar en horario nocturno.

No hubo fútbol, fue un domingo sin acción y con las dudas sobre el futuro del certamen...

Gear SA

Clyfer