Cuando dividir puede ser positivo...

Luego de mucho tiempo de insistir, la Liga de Fútbol, es decir los clubes que la forman, dispusieron para este fin de semana el desdoblamiento de la fecha, una idea que hemos sugerido en más de una ocasión pero que no había encontrado eco.

El fin de semana larguísimo fue el mejor marco para que se determinara jugar la quinta fecha en tres días distintos, determinación que permitirá a los aficionados seguir no solamente a sus equipos sino a los demás protagonistas de la competencia local, que siempre despierta interés, buenas concurrencias y recaudaciones que permiten cubrir gastos y algo más.

La experiencia nueva comenzó con un tropiezo impensado: la suspensión del encuentro entre Juventud y Boca por ausencia del servicio policial. Los árbitros esperaron más de media hora y al no contar con los uniformados, el partido no se jugó, una verdadera lástima porque había buen marco y expectativas de cotejo interesante. El tema pasará al Tribunal de Penas y, lamentablemente, si la gente del club de Barrio Nehuenche olvidó hacer el depósito en la Comisaría local, perdería los puntos, con lo cual sus chances de clasificar siguen achicándose porque todo parece indicar que también le sacarían las tres unidades obtenidas ante Argentino, que protestó por indebida inclusión de un jugador albirrojo.

El domingo fue todo para el clásico, que fue seguido por muy buena cantidad de espectadores, como dijimos, no solamente de los clubes involucrados. Si quisiéramos hallar un título acorde a lo sucedido, bien podríamos decir que la Pascua fue un día de resurrección para los albicelestes, que habían empezado mal el certamen y necesitaban una victoria importante. No se vio buen nivel pero, como suele decirse, "los clásicos no se juegan, se ganan", y en esto el balance para Argentino fue impecable. La celebración de sus hinchas fue, además, una manera de sacarse la espina que quedo clavada desde el año pasado, cuando su archirrival los eliminó en semifinales, por penales.

Hoy será el turno de Carabelas y El Huracán, que dirimirán tres puntos muy importantes ya que si bien queda una rueda completa, da la sensación de que la lucha por meterse entre los cuatro que definirán el título será muy intensa. Los rojos no han podido ganar y el "Globo" alternó derrotas y victorias, con lo cual ninguno aparece como favorito para el choque que cerrará el programa de esta fecha.

El campeonato liguista avanza, con partidos entretenidos y otros no tanto, con arbitrajes flojísimos pero con el interés que, jornada tras jornada, exponen los amantes de este deporte, confirmando que el torneo local sigue despertando mucho entusiasmo. Y eso muy bueno...

Gear SA

Clyfer