Las rutas, un problema hasta para el deporte...

Parecería descabellado pensar que el estado de una ruta tiene cierta influencia en el desarrollo de las actividades deportivas, pero en algunos aspectos la situación de la cinta asfáltica - o lo que queda de ella - está relacionado con lo que sucede con los protagonistas de las competencias.

Sería redundante, aunque no inadecuado porque de tanto insistir tal vez alguna vez se logre algo, decir que el la actualidad de las carreteras, en especial las provinciales, que pasan por nuestra ciudad es malo, por no decir pésimo, en especial el tramo que une a Rojas con Chacabuco, que pasa por el acceso a Los Indios, una vía que en estos últimos tiempos es usado con mayor asiduidad por representantes rojenses, y obviamente del distrito vecino.

Hace pocos días, en oportunidad de jugarse la final del Nocturno, se escucharon quejas de parte de los simpatizantes del Club 9 de Julio en alusión al estado casi intransitable de la 30, que más que una ruta con pozos en algunos sectores ya es un pozo con algunos pedazos de asfalto... pobres los vecinos que debieron venir a nuestra ciudad en seis ocasiones en un término de alrededor de un mes, encima en horario nocturno, lo que debe haber sido una suerte de odisea moderna de la cual por obra de una serie de milagros hizo que la crónica deportiva no incluyera algún relato relacionado con los accidentes...

El club Carabelas está jugando por estos días el certamen de la Federación Norte, habiéndole tocado en suerte enfrentar a dos clubes de Chacabuco y uno de Chivilcoy, habiendo tomado la sabia decisión de transitar por la 31, hasta Salto, y de ahi a Chacabuco, lo cual significa hacer algunos kilómetros de más pero mayor seguridad, porque si bien esa ruta está mejor, tampoco es lo ideal...

Son estos algunos ejemplos de la realidad, que ha incluído en estos últimos años varias "travesías" de delegaciones rojenses por la 31 para cumplir sus compromisos por el torneo 6 Ligas y de jóvenes y adultos que compitieron en los Juegos Bonaerenses...

Los fanáticos del ciclismo se quedaron con las ganas de ver el paso de la Doble Bragado, que había estado por aquí el año pasado pero que en esta ocasión pasó de largo (en realidad pasó a muchos kilómetros) porque los organizadores, en sabia determinación, descartaron poner a las bicicletas sobre lo que queda de la ruta 30, lo cual hubiera significado directamente que quedara el "tendal" de competidores a la vera del camino...

La 188 tampoco es salva de la crítica porque si bien la concesionaria ha venido reencarpetándola en algunos sectores, el caudal de vehículos, especialmente camiones, es demasiado para una cinta asfáltica angosta y peligrosa. De la 45 muchos no se puede decir ya que son apenas una kilómetros de pavimento del lado de Rojas y otro tanto en el partido de Arenales, y en el medio tierra y más tierra, y una obra que no se termina nunca, un ejemplo de la inoperancia y de las promesas incumplidas, algo de lo cual los argentinos sabemos bastante...

Un buen uso para la 30 sería proponerla para un tramo del próximo Dakar, cuyos organizadores dificilmente encuentren otro sector más exigente para cuatriciclos, motos, autos y camiones...

Gear SA

Clyfer