Un cóndor nacido en Rojas...

Seguramente no fueron muchos los que se eligieron abandonar la sintonía del canal donde se transmitía el superclásico para pasarse a TyC Sports y seguir las alternativas de la presentación de un rojense, el sábado por la noche.

En la costa atlántica se concretaba una nueva presentación de los Cóndores, el seleccionado argentino de boxeo, por el campeonato denominado Serie Mundial WBS, una nueva experiencia deportiva donde se mezclan amateurs con profesionales de pocas peleas, en lo que es una prueba piloto que está resultando muy interesante ya que da a sus protagonistas la chance de acumular buena experiencia en el momento crucial de la carrera de todo pugilista, que es el momento en que se decide pasar a combatir a cambio de una paga.

Elegido en su momento por el cubano Salverio Fuentes y confirmado por los técnicos actuales del equipo nacional, Ronan Sánchez tuvo su debut como miembro del combinado argentino, con el cual no había tenido combates por campeonatos internacionales por ser menor de edad, pero finalmente le llegó su chance y no la desaprovechó, cosechando una de las dos victorias de su escuadra ante los Baku Fires de Ayerbaiyán, que se llevaron la contienda por 3 a 2.

El resultado es muy importante ya que no es lo mismo ganar que perder, pero lo más interesante de la noticia es la presencia de un rojense en el seleccionado, como sucediera hace varias décadas con el Negro Torres, quien fue medalla de plata en los Panamericanos de Winipeg, a fines de los ´60.

Ronan tuvo enfrente a un azerí con mayor edad y experiencia, que fue nada menos que finalista del último campeonato europeo y que se la hizo bien difícil al joven de nuestra ciudad, quien debió apelar a todo su coraje, potencia y sacricicio para llevarse una victoria por puntos apretadísima, en fallo dividido. Los primeros dos rounds fueron claros para el visitante pero de mitad de pelea para adelante Sánchez lo desbordó con continuidad y mayor certeza en sus impactos, sumado a un dato que conocemos sólo los que hemos seguido de cerca la campaña de Ronan: su potencia.

Allí estuvo la clave en un match durísimo, en el cual el aserí sintió los golpes y terminó a duras penas de pie ante el rojense, que no lució por la prolijidad pero que mantuvo el ritmo de pelea los quince minutos que duró la brega. Y este no es otro dato menor ya que es un juvenil que está acostumbrado a un máximo de cuatro rounds de dos minutos, es decir casi la mitad de lo que debió batallar anteayer, en un combate que hasta superó lo que es un debut profesional, que se hace a cuatro asaltos de tres minutos.

Ronan entrena y vive en el CENARD, la Secretaría de Deportes de la Nación le da una pequeña beca y el Gobierno local lo ayuda un poco, aunque no tanto como merece un deportista con su proyección, de la misma manera que otros exponentes rojenses de distintas disciplinas merecerian una atención y colaboración mayores (aunque resulte reiterativo, insistimos en la creación de un Fondo Municipal del Deporte, con aportes oficiales y privados, para apuntalar a muchos jóvenes rojenses que prometen mucho).

En un enero escaso de noticias destacadas y donde la mayoría de las actividades está en receso, fue la gran noticia deportiva del mes, aunque la mayoría haya estado mirando River-Boca...

Gear SA

Clyfer