Con los deseos no alcanza...

Se termina 2012 y, como es tradición en este cierre de año, llega el momento de hacer el balance y trazar objetivos para el calendario que comienza.

Por costumbre, lo primero que hacemos es mirar para atrás, poniendo lo bueno y lo malo en la balanza para sacar el saldo de los doce meses que pasaron. Lo hecho, hecho está y no se puede volver en el tiempo, aunque lo positivo se debe sostener y lo negativo debe servir para no repetirlo y aprender las lecciones, buenas o malas, en el momento de encarar una nueva etapa.

Y luego llega el momento de los pedidos para el año entrante, donde la mayoría arma una larga lista, esperando que lo mejor esté por venir. Salud, prosperidad, amor, paz, concordia, son algunas de las acciones que todos aguardamos se produzcan de aquí en más, aunque las cosas no suceden por arte de magia, y salvo algún que otro milagrito aislado, hay que accionar para que lo que queremos, se haga realidad.

2012 fue un año deportivo interesante, con muchos títulos de tapa como el título de Luciano Fioravanti en rally, el campeonato mundial de Federico Teyssandier y Sabrina Mai en Canadá, las once medallas en los Juegos Bonaerenses, el título y subcampeonato de las damas en el provincial de bochas, la vuelta olímpica del U15 de Sportivo en la APB y los dos campeonatos de Argentino en AHO (quinta y primera), además de otras buenas noticias como el resurgimiento del boxeo, la gran proyección del joven Marcelo Alunno en la Fórmula 4, la vigencia de los hermanos Martínez en el automovilismo zonal, el tercer puesto de Gustavo Roqués en el billar y varios buenos resultados más que engalanan el saldo de este año.

Pensando en lo que viene, hay que buscar una manera de aunar, y no desperdigar los esfuerzos. Desde nuestras editoriales hemos remarcado la importancia de crear un fondo común para apoyar a los deportistas y para ello planteamos su posible implementación a partir de la Dirección de Deportes, desde la cual se debería profundizar la tarea de la Comisión de Deportes, sumándole voluntades y poniéndola en pleno funcionamiento para elaborar una política deportiva a largo plazo. Por si hace falta aclararlo, cuando hablamos de política deportiva estamos hablando de planes, programas, presupuestos, de su forma de ejecutarlos... no de Encuentro por Rojas, el Partido Justicialista, la Unión Cívica Radical ni ningún partido en particular... porque parece que mencionar la palabra política suena para muchos como un ogro horrible al cual no quieren acercarse...

Si la ruta 45 es la gran deuda en cuanto a obra pública, en el plano deportivo habría que decir que la principal promesa incumplida por los gobernantes, de muchos años a esta parte, es el gimnasio polideportivo, una instalación moderna y cómoda, adecuada para las exigencias de la época que alivie la carencia de infraestructura local para los deportes bajo techo. Una pista de atletismo potenciaría la práctica de la disciplina madre de todos los deportes, el espacio para skaters y bikers sería bueno para que los pibes hagan esta actividad en un espacio adecuado, la pavimentación del circuito de Pescadores habilitaría a nuestra ciudad para recibir a otras categorías (de hecho en este año que pasó, el auto que pasó más cerca del club lo hizo por la ruta 188), una pileta climatizada es otro espacio necesario para los meses de frío, y se pueden seguir nombrando cosas que vendrían muy bien para tener instalaciones más aptas para el desarrollo de la actividad deportiva.

Los sueños se hacen realidad cuando hacemos algo para alcanzarlos. No basta con dejar una carta en el arbolito ni pedirle a Jesús, la Virgencita o la divinidad en la que cada uno crea. Los regalos no caen del cielo, hay que hacer méritos para lograrlos...

Gear SA

Clyfer