Ultimo y desesperado intento por descaotizar el tránsito de Rojas

Señor Creador del Cielo y de la Tierra
Dondequiera que estés
Tu despacho..........................:

Me dirijo a Vos a fin de solicitarte que envíes a nuestros honorables concejales rojenses un rayo de luz, no tan potente como para fulminarlos, se entiende, pero sí suficiente para iluminarles la mente. Dirás que ya la tienen iluminada... y puede ser; nada más lejos de las intenciones de quien Te escribe que calumniarlos; pero un poco de inspiración extra nunca estará de más, como podrás apreciar a continuación.

Me permito sugerirte que le prestes atención a lo que pasa en esta ciudad con el estacionamiento: está permitido prácticamente en cualquier lugar, y eso es lo que hacen los rojenses: dejar sus vehículos donde les parece, o les conviene. Y esto, en parte, se debe a que el HCD de Rojas sancionó en 2006 la ordenanza N° 2973, "permitiendo" el estacionamiento a la izquierda en un montón de calles, y cree que por eso generó obligaciones y pérdida de derechos, cuando en realidad, el efecto práctico es nulo, jurídicamente hablando.

Tú sabes mejor que este humilde escriba, Señor, lo que es el pecado de la soberbia. Conoces bien cómo muchos de nuestros honorables ediles se creen legisladores, y exclaman a los cuatro vientos ese precepto que, sin ser divino, es constitucional: el que señala que "la ley se presume conocida por todos". Tienen razón: la ley debe ser conocida por todos, y lo que dice la Ley de Tránsito (Decreto 40/07 de Emergencia Vial, que derogó la 11.430) es que "en todas las vías públicas el estacionamiento deberá hacerse exclusivamente sobre la derecha", aunque deja abierta la posibilidad de que la "autoridad competente" disponga excepciones.

Aquí es donde radica, Señor, el error más importante: la ley se presume conocida por todos, pero las ordenanzas no son leyes; son reglamentaciones particulares, que en casos como éste, sirven para establecer EXCEPCIONES a la ley que todos debemos conocer.

Vuelvo a cometer la impertinencia de solicitarte Tu atención, para que la poses sobre lo que dice la ley de tránsito vigente en su capítulo Clasificación de Faltas, Artículo 121°, inciso 38°: "Será considerada falta grave: (...) estacionarse a la izquierda en cualquier vía pública, salvo en lugar EXPRESAMENTE autorizado."

A riesgo de abusar de tu paciencia, Señor, reitero entonces que la palabra "expresamente" obliga a la "autoridad competente" a señalizar aquellos lugares en los que se ha establecido alguna excepción a esa ley que, en cumplimiento del mandato constitucional, todos debemos conocer.

Ninguna de las calles mencionadas en la ordenanza 2973 del año 2006 exhibe señalización que indique la autorización para estacionar del lado izquierdo de la calle, ni prohibición que impida hacerlo sobre el lado derecho. Por ende, Señor, Tú que eres Justo entre los Justos, seguramente Te darás cuenta de que a falta de tal señalización, y en cumplimiento de leyes que no serán divinas pero están vigentes, el estacionamiento está permitido del lado derecho y prohibido en el izquierdo, en todas las calles de Rojas, y lo que la citada ordenanza significa en la realidad, es la renuncia a la pretensión punitiva de la Municipalidad sobre las infracciones cometidas en las calles Lamadrid, Passo (que no existe), 9 de Julio, Bartolomé Mitre, Eva Perón, Juan G. Muñoz, Belgrano, Fernando de Rojas, Mármol, Saavedra, Constitución, Aspirante Gazo, General Alvear, Julio A. Roca (existió, pero ya no), Francisco Roca, Iribarne, Lavalle, Solís, Vélez Sarsfield y Padre Sanchez.

Esto por supuesto que es fuente de conflictos; leves en ciertos casos, otros serios y algunos potencialmente muy graves. Entre los primeros, podría ocurrir que alguna "autoridad competente" que no fuera la Municipalidad decidiera realizar controles, y como es de prever, sancionaría a todos los infractores que estacionaron sobre la mano izquierda, en lugares no "expresamente autorizados" (todos).

Pero también podrían suceder cosas muy graves, que ojalá Tú no permitas: imaginemos que un motociclista, por el motivo que fuere, pierde el control de su moto y choca contra un vehículo estacionado sobre la izquierda; sufre heridas graves, le quedan secuelas de discapacidad, o inclusive muere. El infractor podría ser enjuiciado por su responsabilidad, penal y civil, en el hecho... y la existencia de la ordenanza podría ser esgrimida como una transferencia hacia la Municipalidad de tal responsabilidad.

Todo este caos reglamentario, que tiene su correlato en el pandemónium (perdón por la palabra) real que es el tránsito en nuestra ciudad, debe ser corregido. Hace poco, el Foro de Seguridad intentó algo en ese sentido, pero no le dieron cinco de bola, Señor... ni el oficialismo, ni la oposición, ni los oficialistas que ahora son opositores, ni los opositores travestidos oficialistas.

El "secundum legem", esgrimido por nuestros ediles vernáculos en los considerandos de la ordenanza que estableció el despropósito del estacionamiento del lado izquierdo de la calle, se refiere a la consideración de las costumbres en la redacción de las LEYES, y no en la de reglamentaciones excepcionales como las que puede establecer una ordenanza, CONTRA lo que la ley manda. Y aún en el discutible caso de que sí pudiera ser considerado, eso no exime de la obligatoriedad de señalizar las excepciones a la ley, para hacerlas operativas.

Así las cosas, Señor, reitero el pedido del rayo, vuelvo a recomendarte que seas cuidadoso con su potencia, y Te saludo muy atentamente, quedando a la espera de que a nuestros ediles no se les ocurra convalidar con ordenanzas otras costumbres mucho más arraigadas que la de estacionar sobre la izquierda, como las de andar en moto sin casco, disparar al aire en Nochebuena y fin de año, y pegarle a la mujer. Pero no soy muy optimista... creo que hay cosas de las que ni Vos podés salvarnos...

Gear SA

Clyfer