Buenos por conocer...

Las divisiones juveniles de los clubes de la Liga de Fútbol de Rojas se aprestan a vivir una nueva competencia regional, con la cual la entidad madre busca darle un incentivo extra a jugadores, cuerpos técnicos y simpatizantes, una forma de motivar al “semillero” con la posibilidad de disputar un certamen con elencos de otra ciudad.

La idea, partiendo desde esa consigna, es plausible ya que el certamen local no ha sido en este 2012 todo lo atractivo y competitivo que debería ser para darle entusiasmo a las nuevas camadas de jugadores que serán, inexorablemente, la base para el futuro deportivo de las instituciones en la disputa de los certámenes de las categorías mayores.

Sólo dos divisiones han tenido una buena cantidad de equipos y una, la sexta, apenas cuatro escuadras, con lo cual los chicos han jugado en la etapa clasificatoria apenas seis partidos en el año, a los que se suman dos de las semifinales que jugaron todos ya que el reglamento estableció disputa de semifinales y como eran sólo cuatro, obviamente la fase por puntos sólo fue para establecer las posiciones.

Durante varios años se ha realizado un Interligas con las instituciones de Salto y Arrecifes pero en esta temporada no hubo intención de parte de los vecinos, con lo cual desde nuestra Liga se ha buscado otra alternativa, encontrando eco la propuesta en Chacabuco, una liga con la cual hasta el momento la única experiencia en conjunto ha sido el certamen 6 Ligas (antes 7) de primera división.

Los comentarios anticipan un nivel de oposición más que interesante, rivales con buenos jugadores y promesa de torneo interesante, aunque esto recién podrá saberse a la hora de saltar a la cancha, a fines de este mes de octubre, cuando concluya el certamen local. La fecha prevista originalmente tal vez no pueda ser respetada porque recién el sábado venidero terminaría el campeonato de nuestro medio, aunque no es seguro porque está abierta la posibilidad de tener que recurrir a la finalísima en una o más categorías, de las cuales solamente la séptima parece prácticamente definida (Newbery 3 - Argentino 0 en la ida). En las otras todo es posible, tanto en octava (Argentino 0 - Newbery 0), sexta (Argentino 1 - Newbery 1) como en quinta (El Huracán 1 - Newbery 0).

A saltenses y arrecifeños ya se los conocía bien y los certámenes habían transcurrido en forma bastante ordenada, aunque con mucha diferencia entre algunos clubes en lo que respecta a los resultados.

De los equipos chacabuquenses hay pocas referencias y entonces todo está por verse. Lo mínimo que se puede pedir es que se logre un certamen interesante y equilibrado, que los juveniles puedan medir fuerzas con sus pares de la vecina ciudad para redondear el año buscando un título regional y que, ante todo, la conducta sea correcta y no tengamos más crónicas de expulsiones que futbolísticas...

Gear SA

Clyfer