Una simple expresión de deseos...

Cuando a través de un parte de prensa la Municipalidad anunció que esta semana anunciaría un acuerdo con el Ministerio de Planificación Federal a cuyo frente está el arquitecto Julio De Vido, para la realización de importantes obras en el distrito, surgió la idea de escribir esta nota editorial.

Quienes conocen de periodismo saben que los editoriales pueden ser de diferente tipo: expositivos, explicativos, críticos, apologéticos, admonitorios, predictivos... Sin embargo, éste no cabe dentro de ninguna clasificación parecida. Es, simplemente, una expresión de deseos.

El gobierno municipal de Rojas lleva ocho meses de gestión; pero el arquitecto De Vido hace mucho más tiempo que conduce el área de infraestructura e inversiones a nivel nacional.

De Vido estuvo en Rojas en el año 2007, oportunidad en el que hizo también anuncios muy importantes: nada menos que ciento cincuenta millones de pesos ($ 150.000.000) en obras, la mayoría de las cuales ni siquiera fue licitada.

A fuer de ser sinceros, hay que reconocer que algunas sí se han hecho: un nuevo jardín de infantes ($ 1,1 millones); gas para el CIC ($ 79.600); agua corriente en Los Indios y barrios de Rojas (también cloacas) ($ 3 millones).

Otras ya estaban en marcha cuando fueron anunciadas: el CIC de barrio Progreso ($ 414.000) y la ruta 45 ($ 45 millones). El ministro lo sabía bien, porque se sacó sendas fotos, con las cooperativas que ya habían levantado parte del edificio en Progreso, y parado en el estribo de un camión de Balsas Hermanos en la 45.

Sobre esta última, cabe una digresión: si bien está en marcha, existe preocupación por el futuro de la obra, ya que el plazo ha sido extendido hasta fines de abril del año próximo. Están llegando los meses de lluvia, y eso probablemente provocará la destrucción de parte de lo ya hecho, por lo cual podrían aparecer nuevas dificultades para la continuidad.

Pero volviendo a la visita ministerial de 2007, es obvio que lo más significativo, el grueso de los anuncios, jamás fue llevado a la práctica: 263 viviendas del Plan Federal II ($ 21,2 millones); 70 cuadras de pavimento ($ 10,5 millones); el entubamiento de gran parte de los desagües pluviales ubicados en barrios La Loma, Progreso y Unión ($ 29 millones); agua corriente en La Beba ($ 1 millón); mejoras en la ruta 188 (construcción de una rotonda en intersección con Bicentenario, y remodelación total de esta avenida, $ 16 millones); complejo polideportivo ($ 3,5 millones); remodelación de plazas y avenida Costanera ($ 1,4 millones).

Sobre estos últimos dos puntos, cabe destacar que se ha remodelado una pequeña parte de la plaza San Martín, extendiendo hasta ella la vereda de la Municipalidad, y también se ha marcado un par de veces la traza de la Costanera con maquinaria vial. Pero no fue ésto, ni de cerca, todo lo prometido.

Es por eso que, en función del lógico interés que todos tenemos, como rojenses, en que las obras se realicen y lleguen a buen término, es que expresamos hoy el deseo de que no vuelva a ocurrir lo que pasó en 2007, y que esta vez sí los anuncios se hagan realidad.

Gear SA

Clyfer