¿Por qué no se abrieron nuevas carreras universitarias este año en Rojas?

La del título no es una pregunta que tenga respuesta fácil. ¿Por qué? ¿Sólo porque el gobierno municipal así lo decidió, luego de asumir el control total y completo del Centro Universitario un año atrás? ¿Porque la situación económica no lo permitió? ¿Porque parte de la sociedad no percibe la necesidad de que crezca esa actividad en la ciudad?

Las hipótesis podrían continuar hasta el infinito, pero lo que cuenta es la realidad, y esa realidad indica que por segunda vez desde que en 2005 fuera puesto en marcha el proyecto "Universidad en Rojas", no se han abierto carreras nuevas en nuestra ciudad.

Se trata, por supuesto, de una realidad que debe ser revertida cuanto antes. La presencia de la universidad en Rojas demostró ampliamente ser motor de desarrollo, y su fruto más palpable es la creación de una factoría de software que hoy, adquirida por Neoris, ocupa a unas treinta y cinco personas en puestos de alta calificación. Un logro que quienes hablan de crear trabajo ni siquiera sueñan cómo repetir.

Y si desde el punto de vista productivo este proyecto es indiscutible, también lo es desde el aspecto social: muchos rojenses no pueden o no quieren emigrar para capacitarse, y la posibilidad de tener la universidad en la ciudad les brinda una posibilidad concreta de ascenso social.

No sólo el económico es impedimiento para quienes están dispuestos a seguir una carrera universitaria. Muchos ya han formado una familia, o tienen su trabajo aquí, y la existencia del Centro Universitario les brinda la única posibilidad de cursar estudios superiores.

La actividad económica rojense también se ha visto beneficiada por la presencia universitaria. Empresas han logrado recursos humanos que de otra manera deberían haber "importado", mientras el proyecto ha sido cuna de emprendimientos nuevos, o de ampliación de otros existentes.

Cabe señalar que las afirmaciones anteriores están basadas en nueve años de experiencia exitosa de funcionamiento del Centro Universitario; no son antojadizas.

Sin embargo, todavía queda en Rojas gente que no ve esto, y están incluidos quienes no deberían dejar de verlo.

Ya se ha expresado desde esta columna cómo la Asociación para el Desarrollo Universitario (ADeUR) fue una de las "ninguneadas" por el gobierno municipal, apenas asumió. De esta manera, la entidad se sumó a muchas otras, todas representativas en su ámbito, tales como Bomberos Voluntarios, la Cámara de Comercio, la Cooperadora del Hospital, etc., etc.

En todos los casos, tal actitud significa mucho más que un "desaire". En lo estrictamente universitario, por ejemplo, para el gobierno significó ignorar, por desconocimiento, un elemento de negociación muy importante con Arcor-Bagley, en momentos en que se avanzaba en la cobertura de puestos laborales para rojenses en la vecina ciudad de Salto.

Pero más allá de especulaciones, y como decía Aristóteles, la única verdad es la realidad. Y la realidad es que en 2013 no se han abierto en Rojas nuevas carreras universitarias, lo cual para muchos es, a la vez, luz roja de alarma, y verde, de largada. El Centro Universitario ha sobrevivido a embates muy poderosos, y no parecen ser los actuales tan potentes como para lograr aquello en que los anteriores fracasaron.

Gear SA

Clyfer