Sportivo: Un buen ejemplo de dirigentes jóvenes que impulsan la recuperación

Al contrario de lo que ocurre con otras instituciones por una lógica rivalidad futbolística, Sportivo es “el club” de todos los rojenses. Difícil encontrar alguien que goce con una derrota tricolor o que no desee que la vaya bien al club de Alem y Paso, que por no tener adversarios locales en el deporte principal que desarrolla y por su condición de sede de muchos eventos destacados de cualquier naturaleza, no sólo deportivos sino también culturales y sociales, goza de ese “privilegio”.

Hace algún tiempo se renovó la comisión directiva y los nuevos aires le están sentando bien a la entidad, ahora comandada por Heber Chiliotti, a quien acompañan muchos jóvenes con corazón tricolor, quienes han formado una comisión donde el promedio de edad debe rondar los treinta años, con algunos “veteranos” que son la voz de la experiencia porque, y eso está muy bien, se debe amalgamar el impulso de la sangre nueva con otros, de más edad, que ya tienen muchas “batallas” y saben poner el freno cuando el lógico impulso de los más nuevos se dispara más de la cuenta.

No merece la crítica quienes formaban parte de la dirigencia anterior, porque en los años que estuvieron muchas cosas se hicieron, se fortalecieron las divisiones menores – sobran ejemplos con los títulos y los jugadores proyectados a otro nivel – y con la primera se lograron dos torneos de la APB y un Provincial. Lo que pasa, como en muchas instituciones, es que la gente se va cansando, hay un lógico desgaste y llega un momento en que la renovación es imperiosa.

A esta altura y con poco tiempo al comando del club, la nueva dirigencia sportivista da buenas señales y algunos ejemplos son la completa remodelación del salón de fiestas, las obras en la ex cancha de bochas (es una lástima haberlas perdido pero también vale dedicar ese lugar a darle más espacio a los pibes del baloncesto) y la inminente reapertura de la conserjería, paso este último que ayudará a volver a darle vida social a las cómodas instalaciones de Alem y Paso. Porque la vida de un club no pasa solamente por llevar los chicos a jugar o ir a ver algún partido, también es necesario que las puertas estén abiertas todo el día y que los socios tengan un espacio para la charla de café o para compartir una comida.

Y a propósito de los clubes, remarcamos el ejemplo de Sportivo porque es el que más recientemente ha cambiado de comisión pero son unos cuantas las entidades a las que se van arrimando caras nuevas. No son muchos porque es una época donde es complicado generar compromisos porque se viven épocas difíciles, cada uno tiene sus preocupaciones personales, y no queda tanto tiempo para dedicarle a cosas que no son el trabajo y la familia.

Rojas tiene muchas instituciones, en cantidad y calidad nuestros convecinos de todas las edades tienen la chance de poder practicar deportes, y quienes están en las comisiones hacen un loable y altruista esfuerzo por mantenerlos. Reflejamos en Sportivo un ejemplo de cómo se puede renovar el prestigio de las instituciones, a modo de reconocimiento y estímulo tanto para la gente de esa institución como para el resto porque, y eso nadie lo duda, en este tipo de organizaciones la sociedad se fortalece, los jóvenes se alejan de los vicios y se genera la cultura de la vida sana, algo muy necesario en una época donde las malas tentaciones están a la vuelta de la esquina.

Gear SA

Clyfer