Lo que no crece, se muere. Algunas claves para el desarrollo de Rojas

Desde hace muchos años existe en ciertos sectores de nuestra comunidad una gran preocupación por el rumbo que ha emprendido la ciudad, y se trata de algo plenamente justificado: Rojas no crece, su población sigue estable desde hace sesenta años, las corrientes migratorias son estratégicamente desfavorables, y se observa paralelamente un sostenido desarrollo en el resto de la región, todo lo cual provocará, en un plazo relativamente corto, que el destino rojense sea similar al de la mayoría de sus localidades: la desaparición.

Este preocupante diagnóstico no debe conducir a la búsqueda de culpables, dado que todos lo somos en mayor o menor medida. No es un problema gubernamental, pese a que el gobierno puede, si así lo considera, tomar algunas medidas que ayuden a revertir la situación; tampoco de ningún sector de la producción, o del trabajo, o del comercio, o de los servicios: es, sencillamente, algo que mayoritariamente no es detectado como un problema, y que cuando lo sea, porque sus efectos serán imposibles de ocultar, probablemente sea ya demasiado tarde.

Sin embargo, y pese a que la luz no se revela al final del túnel, existen iniciativas que permiten cierto optimismo, sobre todo si a partir de esas pequeñas semillas empieza a germinar la conciencia. Algunas de ellas: la decidida incursión de la cooperativa Clyfer en los servicios soportados sobre tecnología de punta; el desarrollo universitario, que ha posibilitado la creación de un número significativo de puestos de trabajo calificado; la intención gubernamental de promover la elaboración de un plan estratégico, para lo cual ya ha firmado convenio con la Universidad Tecnológica Nacional; y la propia aparición de El Portal de Rojas, que desde un sitial más modesto, abre las puertas para que la producción, los servicios, las instituciones y el propio sector público, como el cooperativo, puedan acceder a las herramientas actuales que ofrece internet para potenciar cada una de sus actividades.

CORRIENTES MIGRATORIAS

Las corrientes migratorias son estratégicamente desfavorables para nuestra ciudad. El distrito de Rojas cuenta con una renta agropecuaria per cápita descomunal, pero esos recursos no se invierten en emprendimientos productivos capaces de crear los puestos de trabajo necesarios para retener a nuestra población. Por ende, los jóvenes que luego serán profesionales, técnicos, ingenieros, gente capaz de pensar en el futuro desde un punto de vista estratégico, emigran; y la gente que llega, la "inmigración interna", está formada casi exclusivamente por familias trabajadoras, que no encontrarán aquí el empleo que buscan, con lo cual los problemas se incrementan año a año.

DESARROLLO REGIONAL

Es común escuchar a vecinos nuestros comentando los avances que muestran ciudades aledañas como Salto o Colón, en contraposición con el "estancamiento" de Rojas; sin embargo, es menos habitual percibir que cada uno asuma su propia responsabilidad en el fenómeno.
Ocurre que esas ciudades, que otrora fueron más pequeñas y con menos movimiento que la nuestra, hoy nos han superado tanto en población como en actividad económica, y su desarrollo no se reduce a la construcción de una linda plaza, o a la iluminación de determinadas calles, avenidas o espacios públicos: la diferencia esencial es que allí hay producción, hay trabajo, hay una economía dinámica, que atrae a gente de otros lugares. Mientras, en nuestra ciudad ocurre lo contrario: los recursos generados no se invierten en producción, las fuentes laborales son escasas, y eso expulsa población.

ALGUNAS CLAVES

A continuación, una breve explicación de algunas de las claves que permiten ser optimista en relación con el futuro de la ciudad. Siempre y cuando crezcan y se multipliquen, claro:

-La Clyfer y su red de fibra óptica: La Cooperativa de Luz y Fuerza Eléctrica de Rojas ha iniciado un ambicioso proyecto para tender una red de fibra óptica que abarque a toda la ciudad. Por el momento está terminada la primera etapa, la de barrio Centro, pero según informaron las autoridades de la entidad, inmediatamente comenzarán las obras necesarias para que el tendido llegue también a la población de la periferia. Las localidades, pequeñas, podrán ser cubiertas por el servicio inalámbrico, con lo que toda la población del distrito estará incluida en el servicio. Se trata de una concreción de extrema importancia, porque más allá de los beneficios que traerá inicialmente, esto es, conectividad a internet, telefonía fija y televisión por cable (Triple Play), es obvio que contar con una autopista de transmisión de datos de semejante capacidad también abre las puertas para que cualquier empresa, institución, e inclusive los sectores público y cooperativo, sumen a su infraestructura las herramientas más actuales de comunicación, dando así un significativo salto de calidad en su funcionamiento.

-El desarrollo universitario: Nadie apostaba, allá por el año 2004, por que el desarrollo de la actividad universitaria en nuestra ciudad pudiera provocar algún efecto más importante que el de permitirle a unos pocos jóvenes estudiar una tecnicatura sin tener que viajar a otras ciudades. Sin embargo, ocho años después, es evidente que el proyecto fue muchísimo más que eso. Las tecnicaturas superiores en Programación y Mantenimiento Industrial permitieron, sobre todo la primera, la multiplicación de puestos de trabajo. Nuestra ciudad es una de las cuatro del país en las que hay una fábrica de software perteneciente a la trasnacional Neoris, que hoy cuenta con cuarenta personas en su planta de personal, con la intención de llegar a sesenta y cinco hacia fines del año en curso. Queda claro que montar una planta industrial que ocupe a sesenta y cinco trabajadores implica una cantidad impresionante de dinero, pero el proyecto universitario local demostró que con imaginación también se puede.

-El plan estratégico: El gobierno local acaba de firmar un convenio con la Facultad Regional San Nicolás, para que esa casa de altos estudios se ocupe de coordinar la elaboración de un plan estratégico para Rojas. Se trata de una iniciativa muy importante, porque un plan estratégico es ni más ni menos que la planificación de cómo será este distrito en el futuro, tanto desde el punto de vista urbanístico, como del productivo, el educativo, y todos los que hacen al funcionamiento de una ciudad. Claro que llegar a buen puerto con esta iniciativa implicará el compromiso de todos: ciudadanos, empresas, comercios, instituciones, profesionales, proveedores de servicios, y demás. El éxito no está garantizado ya que ni los funcionarios ni los profesionales universitarios son magos. Todo depende del aporte de la comunidad.

El Portal de Rojas: Esto que hoy es apenas un sitio web, El Portal de Rojas, irá convirtiéndose con el correr de los días en una puerta abierta para que Rojas acceda a las nuevas tecnologías que ofrece internet. La "red de redes" ya no es lo que fue en momentos de adquirir popularidad, diez años atrás; pero tampoco es lo que era el año pasado. La evolución es meteórica, y el completo aprovechamiento de sus posibilidades exige una actualización constante, y también la disposición a utilizar las herramientas ofrecidas. El Portal de Rojas es también mucho más que un diario digital y un canal "on line" de televisión: es la posibilidad que hoy todos los rojenses tienen de cambiar drásticamente sus métodos publicitarios, utilizando los canales que a nivel mundial ya han desplazado a los medios gráficos, y van por la TV: los de las redes sociales. También es la puerta abierta para que se sumen al comercio electrónico, vendiendo y cobrando lo que producen a través de la web; como así ampliar sus mercados, utilizando comunicación dirigida a lugares muy específicos y acotados del planeta (por ejemplo, una ciudad determinada, cualquiera), multiplicando muchas veces su eficacia publicitaria, y a costos más que accesibles. Las posibilidades son infinitas, porque cada caso es particular; y el aporte que El Portal de Rojas pretende realizar al desarrollo de la ciudad, se sumará al de otros para que eso que hoy parece una quimera, volver a poner a Rojas en carrera, pueda convertirse en una realidad.

Gear SA

Clyfer