Se normaliza el funcionamiento del hospital y el corralón


La recolección de residuos y la atención en el Unzué vuelven a lo habitual tras el acuerdo logrado entre gremios y gobierno que permitió el levantamiento del paro.

Trabajadores municipales y el gobierno rubricaron hoy un acuerdo salarial que produjo el levantamiento del paro oportunamente decretado, y con ello la normalización del funcionamiento del corralón y el hospital. La recolección de residuos y la atención en el Unzué retornan de a poco a su cauce habitual, lo mismo que en otros ámbitos de la Municipalidad donde la medida de fuerza tuvo un impacto menor, pero también existió.

El acuerdo fue trabajado durante los últimos días, y finalmente hoy se logró la firma poco antes de concluir la audiencia de conciliación que había comenzado el último miércoles y luego pasado a cuarto intermedio.

Participaron de la audiencia los delegados de la Subsecretaría de Trabajo de Pergamino, Mariano Sosa Beláustegui, y de Rojas, Virginia Aloé. También los secretarios generales de ATE, Daniel González; del Sindicato de Trabajadores Municipales, Macario Navarro; abogados de ambas organizaciones y, por parte del gobierno municipal, el Secretario de Coordinación y Gobierno, Cristian Ford, y el Secretario de Salud, Mario Raposo, entre otros.

LOS TERMINOS DEL ACUERDO

El acuerdo salarial firmado entre gremios y gobierno consiste en un incremento del 26 por ciento en el haber básico, a pagarse en dos cuotas: el 13 por ciento en abril, y otro tanto en octubre. Además, será aumentada en un 32 por ciento la bonificación por presentismo, y se incorporó una "cláusula gatillo" según la cual, en caso de que la inflación supere a los aumentos otorgados, deberá volver a reunirse la mesa paritaria y reiniciar las negociaciones.

APROBACION POR MAYORIA, NO UNANIME

Tal como había ocurrido la semana pasada, los términos de la propuesta fueron debatidos en asambleas de trabajadores antes de que los dirigentes estamparan la firma al pie del acuerdo. La aceptación fue amplia tanto en el corralón como en otras dependencias donde trabajan afiliados al Sindicato de Trabajadores Municipales, pero no en el hospital, donde los agentes (principalmente nucleados en ATE) consideraron "no satisfactorio" al ofrecimiento gubernamental. Pese a ello, todos acataron la decisión de la mayoría y el acuerdo fue finalmente firmado.

De esta manera es un hecho el final del conflicto que mantuvo paralizadas durante casi dos semanas a dependencias importantes de la administración municipal. El paro quedó en evidencia sobre todo en las calles, donde fue notoria la acumulación de basura y montículos, sin que hayan tenido gran impacto las medidas paliativas ensayadas por el gobierno, como la salida a recolectar de funcionarios y algunos trabajadores no adheridos a la huelga.

En el hospital no se notó tanto el paro debido a que las guardias fueron cubiertas como corresponde, habida cuenta de que se trata de un servicio esencial. Así y todo, la vuelta a la normalidad se concretará de a poco.

Gear SA

Clyfer