Municipales no trabajarán en feriado


Levantaron el paro pero no harán horas extra, por lo que seguirá sin haber recolección de residuos y montículos. En el hospital serán cubiertas las guardias correspondientes.

Los trabajadores municipales decidieron levantar el paro que venían llevando adelante por reclamos salariales hasta el martes a mediodía, cuando se reanude la audiencia de conciliación en la Subsecretaría de Trabajo iniciada ayer; no obstante, también resolvieron no trabajar horas extra durante el feriado que arrancó a la hora 0 de hoy y se extenderá hasta el domingo a la medianoche, por lo cual seguirá sin haber recolección de residuos y montículos, o bien será parcial (con algunos pocos empleados que decidan trabajar).

En el área de Salud, el levantamiento de la medida de fuerza implicará el retorno al funcionamiento habitual de los feriados, con el normal cumplimiento de las guardias y demás.

La situación, no obstante, está lejos de ser normal. El conflicto sigue existiendo, y podría profundizarse si, en la reunión del próximo martes, no se acercan posiciones o se logra una solución definitiva.

Tal solución podría llegar antes, si es que el gobierno municipal negocia con los gremios una "propuesta superadora" tal como se comprometió a hacer durante la reunión mantenida ayer en la Subsecretaría de Trabajo, y si dicha propuesta satisface los reclamos de los trabajadores. Esto podría ocurrir en cualquier momento, ya que las negociaciones entre gremios y gobierno son permanentes.

AYER HUBO AUDIENCIA DE CONCILIACION

Ayer se realizó una audiencia de conciliación entre los gremios en conflicto y el gobierno municipal, en presencia de los delegados de la Subsecretaría de Trabajo de Pergamino, Mariano Sosa Beláustegui, y de Rojas, Virginia Aloé. Participaron los secretarios generales de ATE, Daniel González; del Sindicato de Trabajadores Municipales, Macario Navarro; abogados de ambas organizaciones y, por parte del gobierno municipal, el Secretario de Coordinación y Gobierno, Cristian Ford, y el Secretario de Salud, Mario Raposo.

Durante el encuentro tanto el gobierno como los gremios reiteraron sus posturas ya conocidas: la Municipalidad, incrementar el salario básico en un 26 por ciento en dos cuotas (abril y septiembre); los gremios, rechazar tal propuesta y continuar con la medida de fuerza.

Sin haberse logrado un acuerdo, la audiencia pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo martes a mediodía, oportunidad en que según consta en el acta firmada por todos los presentes, el gobierno deberá presentar una "propuesta superadora" para poner a consideración.

La Delegada en Rojas de la Subsecretaría de Trabajo, Virginia Aloé, consideró "positivo" a lo ocurrido durante la audiencia de ayer y expresó su optimismo en cuanto a la posibilidad de que se logre un acuerdo el próximo martes, o antes si es que el gobierno negocia con los gremios la "propuesta superadora".

"Hubo buen diálogo entre las partes y voluntad de todos de poder solucionar este conflicto que no beneficia a nadie. Se ha propuesto un cuarto intermedio hasta el martes 14, para que las partes, sobre todo el Municipio, pueda rever y acercar posiciones. Creemos que está cerca la posibilidad de que eso ocurra, y también los delegados se comprometieron a transmitirle a la asamblea este compromiso. Creemos que es posible encontrar una solución, mejor si se consigue antes, y si no está prevista la audiencia del martes. La voluntad de solución ha sido expresada por ambas partes, por eso lo vi positivo", añadió Aloé.

LEVANTAN EL PARO PERO NO TRABAJARAN HORAS EXTRA

Finalizada la audiencia, los dirigentes gremiales participaron de sendas asambleas de trabajadores, una en el corralón y otra en el hospital, con vistas a tomar la decisión que finalmente fue la de levantar la medida de fuerza, no hacer horas extra en feriado (lo cual implicará que la basura continuará en las calles, por lo menos en parte), y quedar a la espera de una nueva propuesta salarial por parte del gobierno.

Tales decisiones fueron tomadas en medio de manifestaciones proclives a endurecer las medidas, posiblemente con la llegada a un paro general luego del martes, en caso de que no prosperen las negociaciones en las que ahora también está comprometido el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires a través de sus delegaciones regionales Pergamino y Rojas.

CRONOLOGIA DEL CONFLICTO

Las medidas de fuerza vienen realizándose en la modalidad de quite de colaboración de tres horas por turno desde el miércoles de la semana pasada, convocadas en conjunto por el Sindicato de Trabajadores Municipales y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) (una en el hospital y la otra en el corralón). Esta semana el tiempo fue incrementado hasta abarcar la totalidad del horario de trabajo.

El gobierno municipal había elevado en anteriores reuniones paritarias la propuesta inicial de incrementar el salario básico en un 20 por ciento al 25 por ciento, lo cual no está lejos de las pretensiones de los trabajadores. Aún así, el foco principal del conflicto continúa siendo la "diferencia" entre las propuestas del gobierno para los trabajadores y para los profesionales del Unzué, a quienes se les ofreció inicialmente un 32 por ciento.

Desde el gobierno afirmaron que tal "diferencia" está originada en que el año pasado las cosas fueron al revés: los salarios más bajos fueron aumentados en un porcentaje mayor a fin de cumplir con lo dispuesto por la ley 14.657: que ningún empleado municipal gane menos del salario mínimo, vital y móvil.

No obstante, los trabajadores reafirmaron su postura: no quieren "diferencias", y ponen de manifiesto que más allá de la recomposición de 2016, el aumento obtenido en aquel momento fue del 32 por ciento, mientras que la inflación anual según cifras oficiales trepó al 41 por ciento. No reclaman por esos 9 puntos perdidos, pero no desean seguir retrocediendo, según expresó el Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales, Macario Navarro.

La información oficial emanada de la Municipalidad consigna que la última propuesta efectuada fue del 26 por ciento en dos partes, pero como fue rechazada por los gremios, "el aumento, que debe notarse a partir del próximo recibo de sueldo (abril), se realizará según ordenanza con un incremento del 10 por ciento". Esto es lo que ocurrirá si no hay acuerdo antes.

LA VOZ OFICIAL

El gobierno municipal dio en conferencia de prensa su visión sobre el conflicto que mantuvo paralizada la recolección de residuos por más de una semana, y parado al personal del hospital Unzué.

A través de un comunicado, la Municipalidad explicó que "desde hace varias semanas el Departamento Ejecutivo del Municipio y los gremios que representan a los trabajadores municipales vienen llevando adelante negociaciones con el objetivo de definir cuál será el incremento en los salarios municipales en este 2017. Si bien en un momento parecía que las partes se iban a poner de acuerdo rápidamente, todo comenzó a complicarse hasta llegar a un paro efectuado la semana pasada y que en la actualidad continúa. El mismo afecta con fuerza los servicios del Hospital Unzué y la recolección de montículos y residuos".

Añade el texto que "la situación más tensa se vivió en el corralón, donde un par de gremios realizaron una medida de fuerza que incluyó el no levantamiento de residuos en la ciudad. Esto y la gran cantidad de agua caída en nuestro distrito generaron grandes problemas en el drenaje de agua en distintos puntos de la ciudad. Por eso mismo, varios funcionarios decidieron salir a cumplir con la recolección durante el día sábado. Luego de hacer un tramo del recorrido se encontraron con la “noticia” que los gremialistas les hicieron llegar: “la basura no se junta más”. Esta situación generó tensión y problemas que no vienen al caso mencionar".

Por otra parte, en conferencia de prensa, el Secretario de Gobierno y Coordinación, Cristian Ford, explicó que "si hay algo en que no se escatimó fue en realizar reuniones para generar diálogo". Reconoció que en lo primero que se pusieron de acuerdo con los gremios fue en las fechas que se iban a realizar los aumentos, quedando en que se iban a implementar en abril y septiembre. En el caso de que la inflación superase el aumento salarial, las negociaciones iban a volver a abrirse.

Los gremios en principio estimaron que la inflación anual iba a ser del 2% mensual (24% anual). Por eso mismo Ford y el secretario de Hacienda, Sebastián Barzaghi, se sentaron a armar una propuesta en base a eso. De allí surgió la primera: aumento del 10% (abril), más otro 10% (septiembre), más una nueva negociación para acordar los números que faltaban y compensar la inflación.

Ford contó que de esa propuesta, la información que llegó a los empleados fue del 10 más el 10. “Si se cuenta parte de la historia es muy difícil llegar a un acuerdo”, cuestionó. Tras ese “no”, el Ejecutivo se puso a trabajar en base a otro porcentaje, llegando a ofrecer un 25% de aumento (a pagar en tres veces: 12% + 6.5% + 6.5%).

Con respecto al aumento para los médicos, el comunicado oficial señala que "las negociaciones se complicaron por un acuerdo salarial con los médicos del 32%, que estaba avanzado pero no establecido. En esto hay que hacer una explicación aparte: el año pasado el incremento salarial de los médicos fue del 22% y de los municipales del 32%. Por eso en la negociación 2017 con los médicos incluía parte de la recuperación del año pasado".

"Si sumamos los aumentos 2016/2017 puede notarse que los profesionales tendrán un aumento del 54% y los municipales del 65%. La condición de los gremios es que los médicos resignen algo porque tiene que haber una paridad”, agregó Ford, quien reconoció que los médicos estuvieron dispuestos a ceder un 5%.

"El sueldo de los empleados municipales no es bueno, pero tampoco podemos dar lo que no tenemos", advirtió Ford, y se refirió a la última propuesta, la del 26 por ciento, expresando que "ese aumento nos deja muy poco margen para afrontar los gastos que tiene el Municipio. No podemos pagar más que eso".

Por su parte, también en conferencia de prensa el Intendente Municipal, Claudio Rossi, se refirió a la cuestión y consideró que "en el presupuesto de la ordenanza fiscal e impositiva teníamos implícito un aumento para el mes de abril del 10%; y en base a eso comenzamos a negociar con los gremios pero lamentablemente el tiempo no fue productivo. Nosotros hicimos el máximo esfuerzo acercando propuestas de manera creciente pero todas fueron rechazadas".

Estimó también Rossi que "los gremios han puesto en una difícil situación a los empleados que quieren trabajar".

LA VISION DEL SINDICATO DE MUNICIPALES

El Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales, Macario Navarro, se refirió al conflicto considerando que "nosotros reclamamos un acuerdo igualitario entre trabajadores profesionales y no profesionales; somos todos municipales, obviamente con distinta capacitación y responsabilidades; pero somos todos trabajadores municipales. Ahí comenzamos con ATE una medida de fuerza que se vio reflejada en el hospital, corralón, Obras Sanitarias, planta depuradora y parte de la Municipalidad".

"La nueva propuesta fue del 26 por ciento, el cual se pagaría un 13 por ciento en abril y otro tanto en octubre. Para los médicos sería del 27 por ciento, pero un 22 por ciento en abril y el 5 por ciento en octubre. Un punto no es tanta diferencia, pero el problema está en los tiempos: nosotros estaríamos recibiendo un 13 por ciento en abril, mientras los médicos recibirían el 22 por ciento. Esto se puso a disposición de la asamblea, porque en conflicto no hay más mandato de la mesa paritaria sino de la asamblea; y fue rechazada, más que nada por esta cuestión del mes de abril", agregó Navarro.

"Sabemos que el vecino está sufriendo la falta de servicios, y eso también nos preocupa, nos da mucha lástima ver en qué situación está la ciudad. Esperamos una nueva propuesta que, entendemos, debería llegar rápido. Nosotros no tardamos nada en hacer una asamblea. Pero lamentablemente hoy nos encontramos con la ciudad sucia, con servicios deficitarios, y no es eso lo que el empleado municipal quiere. Creemos que el Ejecutivo debería actuar más rápido para resolver estas cuestiones. Nosotros ejercemos nuestro derecho a pedir por un salario digno, y el año pasado perdimos 9 puntos porque logramos el 32 por ciento mientras la inflación fue del 41. Pero no reclamamos los puntos que perdimos, sino un aumento acorde a la inflación. Y queremos igualdad entre trabajadores municipales", finalizó diciendo.

Gear SA

Clyfer