Podría resolverse hoy el conflicto municipal


Habrá una audiencia conciliatoria convocada por la Subsecretaría de Trabajo, y trascendió que podría incluir una nueva propuesta gubernamental y eventual arreglo, ya que las posiciones están bastante cerca.

Luego de más de una semana de paro realizado por los empleados municipales, lo cual ha convertido a la ciudad en un virtual depósito de basura, el conflicto podría llegar hoy a su fin, luego de que se realice una audiencia de conciliación convocada por la Subsecretaría de Trabajo dependiente de la cartera laboral de la Provincia de Buenos Aires.

Si bien no hay confirmación oficial, trascendió que durante esa audiencia el gobierno municipal podría realizar una nueva propuesta y, luego de las dos asambleas de evaluación, realizadas en conjunto por las organizaciones sindicales que decretaron le medida de fuerza, el Sindicato de Trabajadores Municipales y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) (una en el hospital y la otra en el corralón), el conflicto podría concluir. No obstante, habrá que ver si la nueva propuesta realmente es efectuada, y si los trabajadores la aceptan, en caso afirmativo.

Pero todo parece indicar que el conflicto podría quedar resuelto. El gobierno municipal elevó en anteriores reuniones paritarias la propuesta inicial de incrementar el salario básico en un 20 por ciento al 25 por ciento, lo cual no estaría lejos de las pretensiones de los trabajadores. Aún así, el foco principal del conflicto continuará siendo la "diferencia" entre las propuestas del gobierno para los trabajadores y para los profesionales del Unzué, a quienes se les ofreció inicialmente un 32 por ciento.

Desde el gobierno afirmaron que tal "diferencia" está originada en que el año pasado las cosas fueron al revés: los salarios más bajos fueron aumentados en un porcentaje mayor a fin de cumplir con lo dispuesto por la ley 14.657: que ningún empleado municipal gane menos del salario mínimo, vital y móvil.

No obstante, los trabajadores reafirmaron su postura: no quieren "diferencias", y ponen de manifiesto que más allá de la recomposición de 2016, el aumento obtenido en aquel momento fue del 32 por ciento, mientras que la inflación anual según cifras oficiales trepó al 41 por ciento. No reclaman por esos 9 puntos perdidos, pero no desean seguir retrocediendo, según expresó el Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales, Macario Navarro.

La información oficial emanada de la Municipalidad consigna que la última propuesta efectuada fue del 26 por ciento en dos partes, pero como fue rechazada por los gremios, "el aumento, que debe notarse a partir del próximo recibo de sueldo (abril), se realizará según ordenanza con un incremento del 10 por ciento". Esto es lo que ocurrirá si no hay acuerdo antes.

La reunión de conciliación a realizarse mañana puede ser clave, ya que las posturas del gobierno y de los trabajadores no están demasiado alejadas, y posiblemente con alguna pequeña concesión desde ambas partes, Rojas pueda volver a tener sus servicios municipales en funcionamiento.

Gear SA

Clyfer