Rafael Obligado recibió nuevo cargador frontal


Uno de los cuatro comprados recientemente por el Municipio. Dos son para la ciudad cabecera y el restante para Carabelas.

Rafael Obligado recibió su pala cargadora frontal, la cuarta adquirida por el Municipio en lo que va del año. Otras dos fueron destinadas a la ciudad de Rojas, y la restante a Carabelas.

Con esta nueva máquina, según expresó el Delegado Municipal en la localidad, Ariel Gallardo, "los trabajos podrán realizarse con mayor eficiencia".

Este cargador frontal llega con una novedad; y es que por pedido del Municipio, la empresa que los fabrica le agregó un dispositivo que posibilita, a través de una tercera vía de accionamiento, la acción de un cilindro adicional hidráulico que maneja la “garra” de la pala.

Dicho dispositivo sirve para prensar montículos livianos, como por ejemplo ramas y elementos. Anteriormente, para poder cargar este tipo de materiales había que "toparlos" contra algo firme, lo cual traía aparejados múltiples problemas como cordones rotos, generación de cavas, daños a los árboles y pérdida de verticalidad de columnas.

La inversión que debió realizar el Municipio para obtener los cuatro equipos rondó los dos millones de pesos. Los cargadores son medianos y se apunta, tal como se mencionara, a mejorar los servicios con equipos que tengan características adecuadas para los trabajos que se ejecutan en esta zona.

MEJORANDO EL PARQUE AUTOMOTOR Y DE MAQUINARIAS

A través de un comunicado, la Municipalidad puso de manifiesto que "uno de los problemas que más preocupó a la gestión Rossi desde que asumió fue el lamentable estado del parque automotor con el que contaba el Municipio. La desidia y la falta de inversión de la última administración, hicieron muy cuesta arriba el trabajo cotidiano. Es por eso que, además de todas las obras anunciadas, lo que se busca es invertir fuertemente para mejorar las condiciones de trabajo y brindar un mejor servicio".

Para lograr tal objetivo es que se decidió la adquisición de máquinas y vehículos de última generación. En ese lineamiento se trabaja y, en poco tiempo, llegarán nuevas unidades. Del mismo modo, a la brevedad se realizará un remate de rezagos para desprenderse de la obsoleta maquinaria que solo genera gastos de reparación o que directamente no funciona.

Gear SA

Clyfer